Agujero Negro
Notice

Esta página web utiliza "cookies" para personalizar tu visita. Consulta nuestro Aviso Legal. Gracias!

¿Plagio en la F1?

¿Plagio en la F1?

Cuando los equipos de Fórmula 1 presentaron a los medios los monoplazas que iban a disputar el campeonato de 2020, hubo uno que sobresalió sobre los demás. No, no era un equipo de los históricos, se trata de la escudería Racing Point. La sorpresa no fue por el color del equipo (tiene los colores de su principal sponsor, el color rosa)  sino porque estábamos viendo al Mercedes de 2019 pintado de ese coqueto color. No es que se parecieran, ¡es el mismo coche!. Desde ese momento le llaman el Mercedes rosa.

El reglamento de la FIA permite que una marca proporcione varios elementos de equipamiento a otros equipos. El mas importante es el motor. Se puede copiar un monoplaza basándose en fotos  y cualquier otro medio que permita crear un proyecto en los planos de los ingenieros, pero no copiar un plano, pero aún así, hay elementos que no se pueden copiar y que deben ser obligatoriamente de diseño propio. El sistema de frenos es uno de los elementos que está prohibido replicar.

Pasadas unas pocas semanas, circuló por la prensa especializada, unas fotos tomadas al Racing Point sin las ruedas. Donde se aprecia el sistema de frenos. Se compararon con fotos de los frenos del Mercedes y los especialista comentaron que son el mismo diseño. Un plagio en toda regla. Se especuló que Mercedes le había facilitado, a su cliente, los planos del diseño del Mercedes 2019 y que los ingenieros del  Racing Point había hecho unos cambios mínimos en el diseño para desviar las sospechas de plagio.

Ante lo que parecía una clara violación de algunos artículos de la FIA, el equipo Renault, al que se unión después Ferrari, denunció ante ese organismo el plagio de los frenos. La FIA investigó y concluyó que efectivamente se trataba de una copia del sistema de la escudería alemana. Falló en sancionar al equipo propiedad de Lawrence Stroll con 470.000 dólares y la retirada de 15 puntos del campeonato de constructores. Renault no quedó conforme con la sanción, ya que, según ellos, no era suficiente para la gravedad del tema y apeló la decisión.

image

Unas pocas semanas después de la decisión de los tribunales de la FIA, los servicios jurídicos de Renault deciden, sin argumentar públicamente, la retirada de la apelación a la sentencia y renuncia también a futuras denuncias por el mismo tema. “Casualmente” a partir de la retirada de las demandas de los tribunales, los monoplazas Renault dieron un espectacular paso adelante en el rendimiento de sus monoplazas al igual que Mclare, que equipa el mismo motor, proporcionado por la marca francesa.

Dicen las malas lenguas, que la decisión de darle carpetazo a las denuncias ha surgido a través de un supuesto acuerdo secreto entre Mercedes y Renault para el asesoramiento en las mejoras necesarias con vista a que el motor francés mejorase sus prestaciones y rendimiento. No olvidemos que Racing Point es uno de los principales clientes de Mercedes, por lo que está también involucrado en esta supuesta estafa y que además le proporciona una sustanciosa entrada de millones  al equipo alemán.

Recientemente, Ferrari también ha retirado las denuncias. ¿Veremos dentro de poco una mejora de prestaciones del equipo italiano? ¿Soltamos a las malas lenguas?
 

    Kelonic

    Kelonic

    Gran Canaria, la España tropical