Agujero Negro
Notice

Esta página web utiliza "cookies" para personalizar tu visita. Consulta nuestro Aviso Legal. Gracias!

Radares móviles en Google Maps

image

Google Maps te da la posibilidad de visualizar en tu móvil o tablet los radares fijos, y algunos móviles, en tiempo real, así como avisar a otros conductores de la ubicación de estos últimos.

Vigilar los excesos de velocidad se ha convertido en una de las principales cruzadas de la Dirección General de Tráfico (DGT).
Los radares son su principal arma a la hora de hacer cumplir los límites de velocidad en cada vía.

En este sentido, la ubicación de los radares fijos es de conocimiento público, mientras que los móviles, al no estar siempre en el mismo sitio, no se comparte su localización.

No obstante, para evitar multas indeseadas, aplicaciones como Google Maps cuenta con una funcionalidad que permite conocer la ubicación de los radares fijos (emplea la base de datos de radares fijos de la DGT) y, además, los usuarios pueden compartir la ubicación de un radar móvil que ellos mismos hayan avistado.

Así, el resto de la comunidad que emplea esta app sabrá con antelación dónde se encuentra en el mencionado cinemómetro móvil.

Esta función es totalmente legal en España, mientras que el uso de de detectores e inhibidores de radares sí que están prohibidos (la multa por llevar detectores es de 200 euros y la pérdida de tres puntos; un inhibidor se salda con una sanción de 6.000 euros y seis puntos).

Entrando en materia, una vez hayas planificado tu ruta, te aparecerán en la misma unos iconos naranjas y azules con un radar en el centro.

Los primeros indican la presencia de un radar fijo, mientras que los segundos especifican que se trata de radar de tipo móvil.

Si pinchas en ellos, se abrirá un recuadro en la parte inferior donde también aparecerá la última actualización de dicha alerta.

Tú también puedes avisar de la presencia de un radar que previamente no aparecía en Google Maps.

Para ello, debes pulsar en el bocadillo con un ‘+’ que está en la esquina superior derecha, o bien en la zona central derecha de la pantalla.

Se abrirá un desplegable en el que aparecerán varios tipos de incidencia: colisión, radar móvil, obras, retenciones…

En este caso, si hemos avistado un radar móvil haremos lo propio (y si ya estaba ahí el radar la propia app nos preguntará si sigue ahí) y así el resto de conductores sabrá que en esa zona hay operando un cinemómetro móvil.
 

 

Comments

    • mercata

      Supongo que para hacer todo eso te pararás en el arcén, ¿no?

      • Kelonic

        Pues yo no estoy de acuerdo con las aplicaciones que avisan de los radares móviles ni de los controles de la guardia civil. Ya hay suficientes accidentes por exceso de velocidad o por conducir bajo los efectos del alcohol para encima tener que chivarnos a esos delincuentes.

        A mi me encanta conducir pero lo que veo a veces no es conducir, es hacer el gamberro.

        • Hypernose

          Entiendo tu punto de vista Kelonic, pero creo que los límites de velocidad no han evolucionado en la misma medida que coches y carreteras, o el sistema de sanciones y medios para imponerlas.

          Irresponsables siempre va a haber, y merecen su justo castigo.

          Otra cosa es que viajes y tengas que andar más pendiente de que no te multen, que de mantenerte en tu carril, a pesar de que todos sabemos que lo hacen por nuestro bien....

          Recuerde siempre que el problema no es correr, sino parar, y en ese sentido deberían legislar para obligar a los fabricantes a desarrollar mejores sistemas de frenos, que permitieran elevar los límites de velocidad de las calzadas romanas.

          • Wogker

            En España se permite ir a una velocidad máxima de 120 Km/h en las autopistas. Yo creo que la seguridad en la carretera, en general, va mas ligada al "ritmo" que a los límites. Me explico: la mayoría de los conductores circulamos a mas de 120 Km/h en autopista, es una realidad, y todos podemos ser generosamente multados por el radar de turno.

            Sinceramente creo que es mucho mas peligroso un tipo circulando a 60 Km/h en la autopista (que nunca será multado) que aquellos que van a 140. Es una cuestión de "ritmo". Los que conducimos a diario notamos claramente la diferencia de la conducción en días laborables y en días festivos. Los "domingueros" no son un mito, los fines de semana se llena la carretera de gente que va "fuera de ritmo".

            Con esto no quiero disculpar a aquellos locos que cuando se ponen al volante son un peligro público arriesgando la vida de los demás. Estos no merecen multas, a la cárcel directamente y escarnio público.

            • mercata

              Pero circular a 59km/h por autopista, tiene sanción... 200 euracos 😄

              • Kelonic

                Tenéis algo de razón, Hypernose y Wogker, me he dejado llevar por mis sentimientos.

                Cuando has perdido a un gran amigo, por suicidio, al enterarse que su mujer y sus dos hijos habían muerto en una colisión provocada por un conductor borracho, quieras o no te planteas si llegar un rato antes merece la pena por el precio que podrías pagar.

                Entiendo vuestros argumentos y los respeto.

                • mercata

                  Lo siento Kelonic! 😢

                  • Wogker

                    Lo siento amigo Kelonic! 

                    • Tiana

                      Yo tambien lo siento kelonic. Pero es eso que cuentas sobre tu amigo. Tal vez el problema no haya sido la velocidad sino el alcohol.

                      En donde yo vivo la señalización de las carreteras no la hace el sentido comun, sino las compañias de seguros, que se aseguran de que si hay una colision ellos no paguen la averia. Eso hace que haya kilometros y kilometros de carreteras donde es imposible adelantar a un tractor porque la raya continua tiene 30 kilometros de largo.

                      Lo normal es recorrer 50 kilometros en hora y media.

                      ¡Claro que hay conductopres crispados!!

                       

                      • Kelonic

                        No pasa nada, hace muchos años de eso, aunque creo que me dejó huella.

                        Tienes razón Tiana, en este caso fue el alcohol pero todos sabemos la cantidad de accidentes que se producen por exceso de velocidad (en realidad es por no llevar la velocidad adecuada a la vía por la que se circula)

                        A mi también me gusta correr, los que me conocen saben de mi pasión por los coches. Durante algún tiempo mi hermano y yo participábamos en rallyes locales en plan amateur.

                        Cuando el cuerpo me pide pedía hacer el cafre nos reuníamos unos cuantos amigos, alquilábamos un par de horas del circuito Islas Canarias y allí nos desfogábamos. Oye, mano de santo, conducías relajadito durante algún tiempo.

                        Y a falta de circuito seguro que algún Karting hay por la zona.

                        • Wogker

                          Y si te digo que el sábado pasado fuimos con mi hijo al Karting y tuve que abandonar en la segunda vuelta, mi espalda ya no aguanta ni los cars ni el ritmo de mi hijo! 😫

                          • Kelonic

                            Bienvenido al club, te estás haciendo un hombre.

                            Yo dejé de correr con mi hijo cuando empezó a doblarme dos veces.

                            • Eduardo Cabrera

                              Acá en Argentina, parecería ser que los que establecen las velocidades máximas solo conocen los números pares, ya que las máximas establecidas suelen ser de 20, 40, 60, 80 y 100 km/hora, recién llegados allí se dan cuenta entonces de que pueden poner 110, 120 y 130.

                               

                              Yo considero que está bien que existan límites pero si esos límites son demasiado exiguos no resisten ‘la prueba de la realidad’, y así como un cable se quema si tiene un exceso de tensión o un caño revienta si la presión interna es excesiva, lo mismo pasa muchas veces con estas velocidades máximas que restringen en exceso las velocidades y que solo sirven para entorpecer el tránsito, recaudar multas y tenernos a todos con la sensación de estar siempre al margen de la ley.

                               

                              En vez de pretender que un vehículo con la fuerza de 50, 100 o 150 caballos circule casi a paso de hombre o a unos ridículos 40 km/hora en zonas donde nada lo justifica deberían establecerse unas velocidades máximas dictadas por la razón y no por vetustas disposiciones de 50 años atrás.

                               

                              Luego sí, al que exceda unas velocidades máximas fijadas con inteligencia, que le quiten el carnet y que lo multen como corresponde, y no como ahora que andamos todos esquivando radares, sumando una fuente de distracción cuando lo que necesitamos es la máxima concentración que se debe tener al conducir.

                              • Patricia Zorrilla

                                Hay que recordar que hay muchos conductores que si el límite está en 80, van a 70, "por si acaso". Un desastre.

                                También los hay que pegan el frenazo justo antes del radar, "por si acaso", cuando todos íbamos a la velocidad máxima legal con tráfico denso.

                                La principal causa de los atascos es el "efecto acordeón". Todos circulando a la misma velocidad... pero uno reduce un poco, el que le sigue reduce más aún porque no sabe si va a reducir un poquito o un muchito, el tercero reduce más que el segundo y así se va amplificando el efecto y al final hay un atasco del carajo. Esto lo sabemos bien los moteros que adelantamos un atasco enooooorme de coches y poco a poco vemos que cada vez van mas rápido y al final, la causa del atasco era... ¡Ninguna! Sólo el efecto acordeón.

                                Personalmente pienso que los radares están sólo a efectos recaudatorios y los límites de velocidad son absurdamente bajos. El principal problema son las distracciones: los móviles, los coches tan insonorizados y en ciudad las puñeteras bicicletas, patinetes y peatones que hacen lo que les da la real gana y a éstos, nadie los multa.