Agujero Negro
Notice

Esta página web utiliza "cookies" para personalizar tu visita. Consulta nuestro Aviso Legal. Gracias!

El Libro Negro

Os invito a escribir un libro colaborativo, es decir, un libro escrito por todos los miembros del grupo LIBROS. Cada usuario deberá escribir un párrafo de máximo 100 palabras y esperar a que escriba otro usuario antes de volver a escribir. Como primera prueba, vamos a escribir una historia sobre el Agujero Negro. ¿Te animas?

image

El Agujero Negro

Andaba Yo por Internet buscando información sobre "agujeros negros", esas cosas que nadie entiende sobre el cielo y las estrellas, y me aparece en Google una web muy negra como primera opción. Hablan de P2P, hablan de huevos mexicanos, hablan de mil chorradas que no me interesan... espera, ¿que coño es un telendro?

La palabra de por sí suena a algo feo, pero no es mas que una palabra que no existe y se inventó para promocionar el posicionamiento de una web en los buscadores. Aunque alguien se lo apropió como nick y estuvo un tiempo atacando a los SEO de webs. Nunca se supo la identidad de "Telendro".

Siguiente.

 

Comments

    • Tiana

      El telendro fue un reto de posicionamiento de páginas en la que el Agujero Negro consiguio un posicionamiento estupendo. Hoy en dia no queda ni rastro en Internet de aquel reto.
      Pero mi llegada al Agujero no tuvo que ver el Telendro, supe de este reto despues de encontrarlo buscando libros.

       

      • Devian

        El AGUJERO NEGRO nació pequeño pequeño, pero con el tiempo, como todo agujero negro que se precie de tal, fue succionando la materia a su alrededor.

        Succionaba todo, incluso a las personas, yo me incluyo. Al principio lo observé "de lejos", como a tantas otra "páginas web" (como se los llamaba en el siglo pasado).

        Era un mix entre un "agujero-negro-succionador" y una droga, o sea que la experiencia pasaba de la "astronomía cybernética" al delirio psiquedélico.
        La cuestión es que una vez pasado el "horizonte de cyber-sucesos" del Agujero Negro... no había vuelta atrás, no era posible ni salir ni siquiera pedir ayuda profesional, a menos que tu Psicólogo no estuviese también atrapado en el Agujero Negro...
        Giraba a tal velocidad y tenía tanta fuerza de succión, que Incluso las fuerzas gubernamentales se interesaron en detener lo indetenible....